U thant

U. Thant, el tercer secretario general de las Naciones Unidas y el primer no europeo, nació en Birmania (Myanmar) en la pequeña ciudad de Pantanaw el 22 de enero de 1909. Thant comenzó su carrera como maestro de escuela en Pantanaw, y finalmente ascendió a los puestos de director y superintendente escolar. Después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y el fin del dominio colonial británico, su amigo cercano, U. Nu (1907-1995), primer ministro del recién independizado estado de Birmania, lo llevó al servicio gubernamental. Siguieron una serie de importantes nombramientos gubernamentales, que culminaron con la designación de Thant como embajador de Birmania ante las Naciones Unidas (1957-1961). Thant fue seleccionado como secretario general el 3 de noviembre de 1961, tras la muerte de Dag Hammarskjold (1905-1961) en un accidente aéreo en África.

Los diez años de Thant como secretario general de la ONU se desarrollaron en el contexto de una continua rivalidad de la guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética y la aparición en la escena mundial de decenas de nuevos estados independientes, principalmente de África y Asia. Durante sus dos mandatos logró asegurar la legitimidad del cargo de secretario general, que había sido atacado por la Unión Soviética durante el último año de la vida de Hammarskjold, pero hizo poco para ampliar los poderes del cargo. Demostró ser un defensor enérgico de las preocupaciones económicas de las naciones del tercer mundo y un opositor vocal del colonialismo en el sur de África, pero cuando dejó el cargo, en diciembre de 1971, la distribución desigual de la riqueza global y las continuas situaciones coloniales en Sudáfrica, Rhodesia, Namibia y Angola siguieron siendo tan intratables como siempre.

Los primeros años de Thant en el cargo lo encontraron trabajando en cooperación con Estados Unidos para sofocar una secesión en el Congo y diseñar importantes iniciativas de mantenimiento de la paz en Nueva Guinea Occidental, Yemen, Malasia, Chipre y Cachemira. Su papel como facilitador diplomático durante la crisis de los misiles en Cuba de 1962, aunque modesto, le valió el respeto de ambas superpotencias y un primer mandato ampliado como secretario general. Sin embargo, en el momento de su reelección para un segundo mandato, en 1966, Thant estaba expresando una creciente frustración con su papel. La eficacia de la ONU se vio amenazada por la negativa de la Unión Soviética y Francia a contribuir a las operaciones de mantenimiento de la paz. La crisis fiscal que surgió se convirtió en una crisis política cuando Estados Unidos, invocando el artículo 19 de la Carta de la ONU, trató sin éxito de negar a los soviéticos un voto en la Asamblea General. Más frustrante para Thant fue su incapacidad para negociar el fin de la guerra de Vietnam (1957-1975), a pesar de su oposición públicamente expresada al esfuerzo de guerra estadounidense.

Los últimos años de Thant en el cargo se caracterizaron por renovadas frustraciones. En 1967 se rindió rápidamente a las demandas egipcias de que retirara la UNEF (Fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas) de la frontera de Egipto con Israel, ganándose así la culpa generalizada de la consiguiente guerra árabe-israelí. En 1971, las Naciones Unidas y Thant permanecieron impotentes mientras la insurrección en la parte oriental de Pakistán condujo a la guerra entre Pakistán e India y al desmembramiento de Pakistán. Aunque presionado para asumir un tercer mandato, Thant se retiró del cargo en diciembre de 1971.

Thant murió el 25 de noviembre de 1974. Al negarle un funeral de Estado por la junta militar que había derrocado a U. Nu en 1962, el cuerpo de Thant fue incautado por estudiantes antigubernamentales que lo enterraron, con todos los honores, en la Universidad de Rangún y aprovecharon la ocasión para organizar un acto antigubernamental. demostraciones. Las fuerzas del gobierno recuperaron el cuerpo de Thant en un enfrentamiento sangriento con los manifestantes estudiantiles y lo enterraron cerca de una importante pagoda budista en Rangún.