Rafael reyes

El líder militar y político colombiano Rafael Reyes (1850-1920) asumió la presidencia luego de una desastrosa guerra civil y estableció un régimen absolutista que contribuyó a la recuperación de los excesos de los combates.

Nacido en Santa Rosa, Rafael Reyes se convirtió en un joven vigoroso y robusto adicto a la vida al aire libre. A los 24 años, con dos hermanos, emprendió la exploración del río Putumayo, que une a Colombia con la cuenca alta del Amazonas. Durante más de una década trazó rutas de la selva y localizó recursos de caucho y quinina. Un hermano murió de fiebre y el otro fue asesinado por nativos americanos.

Reyes se distinguió en las guerras civiles de 1885 y 1895. Sin embargo, durante los 3 años de sangrientos combates que comenzaron en 1899, estuvo fuera de Colombia. En 1904, con el apoyo de los conservadores, ascendió a la presidencia.

Al llegar al poder a raíz de un desastroso derramamiento de sangre y la pérdida de Colombia de su provincia de Panamá, Reyes primero intentó instituir una política de compromiso, dedicándose a la resurrección y el fortalecimiento de la unidad nacional. Incapaz de asegurar la cooperación de elementos políticos disidentes, estableció un gobierno altamente centralizado y autoritario que estaba comprometido con el cambio material y el desarrollo económico. Al disolver por decreto ejecutivo un Congreso que no cooperaba, encarceló a muchos de sus miembros, declaró la ley marcial y asumió plenos poderes dictatoriales. Reyes buscó el aura de legalidad al nombrar una Asamblea Nacional cuya tarea era ratificar sus decisiones. Impaciente ante la disidencia y desinteresado en elecciones libres o en un gobierno constitucional, se volvió hacia la mejora de las condiciones materiales.

Reyes adoptó una serie de medidas severas. En 1905 fusionó los ministerios de finanzas y tesorería para reforzar el control financiero y reorganizar la economía. La flotación de préstamos externos ayudó a restaurar el crédito colombiano en los mercados mundiales y se estimuló la producción de café. Las obras públicas incluyeron la construcción de carreteras y ferrocarriles, especialmente a lo largo de la cuenca del río Magdalena.

En sus primeros años en el poder, Reyes encontró poca oposición de una población cansada de la guerra, pero a pesar de su eficiencia, la situación política se tornó tormentosa. Sobrevivió a varios atentados contra su vida, y la Asamblea Nacional votó a favor de extender su mandato hasta 1914. En 1909 negoció tratados con Panamá y Estados Unidos como arreglo final del movimiento independentista en el primero y fue recibido por protestas nacionales y por estudiantes. demostraciones. Aunque retiró los tratados, se vio obligado a dimitir en junio de 1909. Tras años de exilio regresó a casa en 1919, donde murió al año siguiente.

Otras lecturas

El mejor análisis de la trayectoria de Reyes en el contexto de la historia nacional es Jesús María Henao y Gerardo Arrubla, Historia de Colombia, traducido por J. Fred Rippy (1938). Un estudio histórico norteamericano que también coloca a Reyes en perspectiva histórica es Hubert Herring, Una historia de América Latina (1955; 3ª ed. 1968). □