Mary Wigman

La bailarina, coreógrafa y maestra alemana Mary Wigman (1886-1973) es considerada una de las fundadoras del movimiento de danza moderna.

Mary Wigman nació como Marie Wiegmann el 13 de noviembre de 1886 en Hannover, Alemania. Hija de un fabricante, Wigman obtuvo su educación secundaria en escuelas de Alemania, Inglaterra y Suiza. Durante una visita a Amsterdam asistió a una actuación de danza de los estudiantes de Emile Jaques-Dalcroze, creador del sistema de instrucción musical conocido como euritmia. La experiencia inculcó en Wigman la conciencia de la danza como expresión de la vida.

A pesar de las objeciones de sus padres, Wigman se matriculó en la escuela de Jaques-Dalcroze en Dresden-Hellerau en 1911. El sistema de gimnasia rítmica que se enseñaba allí se volvió demasiado rígidamente académico y demasiado limitado para ella porque obligaba a la danza a desempeñar un papel secundario a la música. Siguiendo el consejo del pintor expresionista alemán Emil Nolde, fue a Ascona, Suiza, en 1913 para inscribirse en el curso de verano impartido por Rudolf von Laban, cuyas teorías ayudaron a allanar el camino para el movimiento de la danza moderna. Permaneció en la escuela de Labán, durante las sesiones de verano en Suiza y las sesiones de invierno en Munich, hasta 1919 y sirvió durante un tiempo como asistente de Labán. En 1914 dio su primera actuación en solitario como estudiante.

Después de dejar la escuela de Labán, Wigman se fue a la soledad en las montañas de Suiza. Trabajó intensamente, creando danzas y desarrollando su estilo de danza expresionista o "absoluto" único, que era independiente de cualquier contenido literario o interpretativo. Ella llamó a este estilo de danza "Nueva Danza Alemana", en parte para expresar su ruptura con la esterilidad del ballet clásico imperante y en parte para reafirmar los principios antiguos de la danza como expresión de las pasiones y aspiraciones humanas.

En 1919 dio su primer concierto profesional en solitario en Berlín, seguido de actuaciones en Breman y Hannover. Estos conciertos fueron mal recibidos, pero más tarde ese año ganó elogios del público y la crítica en Hamburgo, Zurich y Dresde, y su reputación comenzó a establecerse. A mediados de la década de 1920, Wigman se hizo conocido como el principal exponente de la nueva "Ausdruckstanz" o Danza Expresionista en Alemania.

En 1920, Mary Wigman abrió una escuela en Dresde, que pronto se convirtió en el punto focal de la danza moderna alemana. En la escuela formó bailarines y experimentó con la coreografía. Entre sus alumnos estaban Holm, Georgi, Palucca, Wall y Kreutzberg. Estos bailarines también aparecieron en su grupo de danza, que hizo su primera aparición pública en 1923. Durante los años siguientes realizó muchas giras, sola y con su grupo. Hizo su debut en Londres en 1928 y su debut triunfal en Estados Unidos en 1930, seguido de dos giras más por Estados Unidos entre 1931 y 1933. Aunque el estilo de Wigman a menudo se caracterizaba por ser tenso, introspectivo y sombrío, los críticos de la época describieron la calidad del éxtasis y resplandor que se encuentra incluso debajo de sus composiciones "más oscuras".

En sus primeras actuaciones, Wigman bailaba a veces sin música o con el acompañamiento de flautas o instrumentos de percusión, como tambores africanos, gongs orientales o platillos. Más tarde, compuso música para acompañar los movimientos de sus bailes individuales, un nuevo enfoque del acompañamiento de la danza que resultó ser muy influyente.

Hanya Holm estableció filiales de su Escuela Central de Dresde en toda Alemania y en los Estados Unidos. Además, las autoridades educativas prescribieron su formación en danza para las escuelas públicas. Se había convertido en el centro de un movimiento nacional y fue honrada oficialmente a principios de la década de 1930 por el gobierno alemán.

Las autoridades nazis, sin embargo, la consideraban de izquierda y sus bailes decadentes. Le quitaron la escuela, pero le permitieron enseñar en Leipzig durante la Segunda Guerra Mundial. La última obra en la que apareció como solista fue "La danza de Niobe" (1942), en la que bailó el papel principal.

Después de que terminó la guerra, Wigman continuó trabajando en Leipzig bajo la ocupación soviética hasta 1949, cuando huyó a Berlín Occidental. Allí abrió una escuela que se convirtió en un lugar de encuentro para entusiastas de la danza moderna de todo el mundo hasta bien entrada la década de 1960. Su última aparición pública como bailarina fue en 1953. Durante la década de 1950 también trabajó como coreógrafa invitada. Sus producciones más importantes para teatros de ópera alemanes incluyen "Saul" de Handel (Mannheim, 1954), "Carmina Burana" de Orff (Mannheim, 1955) y "Sacre du Printemps" de Stravinsky (Ópera Municipal, Festival de Berlín, 1957).

Mary Wigman fue una gran influencia en la danza moderna estadounidense, en gran parte a través del trabajo de Hanya Holm y otros discípulos que mantuvieron vivos, desarrollaron y ampliaron sus conceptos.

Otras lecturas

Se puede encontrar material biográfico sobre Wigman en Hanya Holm, "The Mary Wigman I Know", en Walter Sorell, editor, La danza tiene muchas caras, 2d ed. Rvdo. (1966), y en Ernst Scheyer, "La forma del espacio: el arte de Mary Wigman y Oskar Schlemmer", Perspectivas de la danza (1970). La propia escritura de Wigman incluye El lenguaje de la danza, traducido por Walter Sorell (1966); El libro de Mary Wigman, editado y traducido por Walter Sorell (1975); "The New German Dance", en Virginia Stewart y Merle Armitage, editores, La danza moderna (1935 y 1970); y "La filosofía de la danza moderna", en Selma Jeanne Cohen, editora, La danza como arte teatral (1974).

Fuentes adicionales

Manning, Susan, El éxtasis y el demonio: feminismo y nacionalismo en los bailes de Mary Wigman, Berkeley: University of California Press, 1993. □