Marina tsvetaeva

(1892-1941), poeta, dramaturgo, traductor y ensayista del siglo XX.

Marina Tsvetaeva, una de las poetas más originales y complejas del siglo XX, llevó una vida de feroz pasión, privaciones materiales y ostracismo. Su "poesía de ritmos giratorios y entrecortados" (Obolensky, 1965) está fuera de las tendencias de su tiempo, aunque comparte algo del misticismo de los simbolistas, la audaz experimentación de los futuristas y la franqueza de los acmeístas.

Tsvetaeva nació en Moscú. Su padre era profesor de historia del arte; su madre, una pianista talentosa pero frustrada que quería que Marina siguiera sus pasos. Tsvetaeva comenzó a escribir versos a los seis años. En 1902 la familia se trasladó a Europa para

buscar tratamiento para la tuberculosis para la madre de Tsvetaeva. Regresaron a Rusia en 1905 y se establecieron en Yalta (Crimea), donde murió la madre de Tsvetaeva en 1906. A los dieciocho años, Tsvetáeva escribió su primera colección de poemas, Álbum de noche (Vecherny albom ), que recibió elogios de críticos como Valery Bryusov y Maximilian Voloshin.

En 1912 Tsvetaeva se casó con Sergei Efron y dio a luz a su primer hijo, Ariadna (Alya). Su segunda colección, Linterna mágica (Volshebny fonar ), y una colección de sus primeros poemas, De dos libros (Iz dvukh knig ), recibió una respuesta tibia. En su próxima colección, Juvenilia (Yunosheskie stikhi ) -no publicado durante su vida- se embarcó en nuevas formas y trató temas poco convencionales, incluida su aventura con Sophia Parnok, una crítica literaria y lesbiana. (Los asuntos y las amistades apasionadas de Tsvetáeva jugaron un papel clave en su poesía, al igual que su febril devoción por su esposo). Juvenilia fue seguido por Hitos I (Versty I ), que celebra su compleja amistad con el poeta Osip Mandelshtam y está llena de innovación.

Tsvetaeva rechazó la Revolución Rusa, pero sus puntos de vista resultarían complejos con el tiempo: entraría en conflicto con los círculos reaccionarios de emigrantes. Al comienzo de la guerra civil rusa, Efron se unió al Ejército Blanco y perdió el contacto con la familia. Tsvetaeva y sus hijas pasaron cinco años de pobreza en Moscú. Tsvetaeva envió a su hija menor, Irina, a un orfanato, solo para enterarse más tarde de que había muerto allí. Colección de Tsvetaeva Dominio de los cisnes (Lebediny Stan ), inédito hasta 1957, expresa su apoyo al Ejército Blanco. Otros trabajos durante este período incluyen las colecciones Hitos II (Versty II ) y Artesanía (Arte ).

En 1922, Tsvetaeva y Alya emigraron para unirse a Efron, que estaba en el exilio. Vivieron en Berlín, luego en Praga, luego en París. Ella dio a luz a su hijo Georgy (Moor) en 1925. Su producción creativa durante este período incluye las colecciones de poesía Después de Rusia (Posle rossii ) y Versos a mi hijo (Stikhi k synu ) y las obras Ariana y Fedra. Alienada tanto de su tierra natal como de los círculos de emigrados parisinos, Tsvetaeva sufrió un aislamiento extremo.

Las simpatías políticas de Efron cambiaron y se convirtió en un espía de la Unión Soviética. Alya, que compartió sus puntos de vista, regresó a la Unión Soviética en 1937; Efron lo siguió más tarde ese año. Tsvetaeva y su hijo se unieron a ellos en 1939. Boris Pasternak la ayudó a encontrar trabajo de traducción, pero por lo demás fue condenada al ostracismo por el gobierno y los poetas establecidos. En 1941, Efron recibió un disparo y Alya fue enviada a un campo de trabajo. Tsvetaeva y su hijo fueron evacuados a Yelabuga (República tártara), donde carecían de medios de apoyo. Tsvetaeva se suicidó el 31 de agosto de 1941.