Karl Rudolf Gerd von Rundstedt

El mariscal de campo Karl Rudolf Gerd von Rundstedt (1875-1953), el principal comandante de campo alemán en la Segunda Guerra Mundial, dirigió el esfuerzo de guerra alemán en el frente occidental de 1942 a 1945.

Gerd von Rundstedt nació el 12 de diciembre de 1875 en Aschersleben, cerca de Magdeburgo. Su familia era de la antigua nobleza prusiana con una larga tradición militar que se remonta a la Edad Media. Su padre era general y su hermano mayor. Rundstedt recibió toda su educación en escuelas militares y en 1891 ingresó en la infantería prusiana. En 1906 recibió su primera asignación de estado mayor.

En la Primera Guerra Mundial, Rundstedt participó en la Batalla del Marne en el otoño de 1914, y luego sirvió alternativamente en los frentes oriental y occidental en puestos de jefe de estado mayor del cuerpo de ejército. Al final de la guerra, se había convertido en el jefe de personal del 15º Cuerpo de Ejército con el rango de mayor. De 1919 a 1932, Rundstedt ocupó varios puestos de personal y de mando relacionados con el rearme secreto de Alemania. Durante la época de problemas que precedieron a la toma de posesión de Adolf Hitler, ocupó, como teniente coronel, el puesto políticamente sensible de comandante del Distrito Militar de Berlín. En este cargo, en julio de 1932 ejecutó el desalojo del gobierno socialdemócrata de Prusia debidamente elegido por orden del canciller alemán, Franz von Papen. Unas semanas más tarde, Rundstedt ascendió a comandante en jefe de todo el Grupo de Ejércitos I (Berlín y Alemania central).

Durante su mandato como comandante en jefe del Grupo de Ejércitos I, Rundstedt hizo mucho para mejorar y reformar la infantería, sobre todo a través del reequipamiento y reorganización de los comandos de infantería en unidades pequeñas y autosuficientes, o Unidades. Para 1938 se había alarmado cada vez más por las políticas de Hitler hacia el estado mayor general y por los crecientes preparativos de guerra, y expresó estas preocupaciones al firmar una petición de oficiales distribuida por el jefe del estado mayor general, general Ludwig Beck. En octubre de 1938, Rundstedt solicitó y obtuvo permiso para retirarse.

Incluso antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, Rundstedt fue retirado de su retiro. En la invasión de Polonia (1939), comandó el grupo de ejércitos alemanes en el sur que barrió Galicia hacia Varsovia con brillante precisión. En el ataque alemán a Francia en mayo de 1940, Rundstedt lideró el impulso vital del Grupo de Ejércitos A ubicado en el centro a través de las Ardenas y detrás de las fortificaciones francesas de la Línea Maginot. Fue recompensado por su brillante éxito con un ascenso al rango de mariscal de campo el 19 de julio de 1940. En el verano de 1941, Rundstedt comandó el grupo del sur de ejércitos alemanes en su rápido avance hacia Rusia. Abruma al ejército del mariscal Semyon M. Budyenny en el flanco sur de los soviéticos y posteriormente ocupó Ucrania, rica en minerales. Una vez más, sin embargo, el mariscal de campo expresó su desacuerdo con los planes de Hitler y exigió una retirada general de sus fuerzas a la Línea Mius. En la disputa que siguió, Rundstedt ofreció su renuncia, que fue aceptada en diciembre de 1941.

Tras la entrada de Estados Unidos en la guerra en diciembre de 1941 y el consiguiente aumento de la probabilidad de una invasión aliada del continente, Hitler volvió a dirigirse a Rundstedt y, el 1 de marzo de 1942, lo nombró comandante en jefe de Occidente. Después del hundimiento de la marina francesa en noviembre, Hitler agregó comandante militar de Francia a los títulos de Rundstedt. En esta capacidad, Rundstedt preparó las defensas francesas contra una invasión aliada, que, sin embargo, no pudo evitar. Tras el desembarco el 6 de junio de 1944, Rundstedt retiró las tropas alemanas al río Sena, lo que provocó su destitución y reemplazo el 6 de julio. Después de que su sucesor no consiguiera revertir la situación y se suicidara, Rundstedt volvió una vez más al puesto de comandante en Chief West en septiembre. En los meses siguientes, supervisó la decadencia de la defensa alemana y observó con gran consternación cómo la última apuesta de Hitler, la ofensiva de las Ardenas (Batalla de las Ardenas), fracasaba en diciembre de 1944.

Completamente desencantado y bastante enfermo, Rundstedt se retiró definitivamente el 13 de marzo de 1945. Fue capturado por las tropas estadounidenses en Baviera el 1 de mayo y entregado a los británicos para su juicio. Debido a la mala salud de Rundstedt, su juicio nunca se llevó a cabo, y el 26 de mayo de 1946 fue dado de alta de un hospital militar británico. Murió en Hannover el 24 de febrero de 1953.

Otras lecturas

Una fuente biográfica importante sobre el mariscal de campo es el trabajo de un amigo admirador, el general Guenter von Blumentritt, Von Rundstedt: El soldado y el hombre, traducido por Cuthbert Reavely (1952). Una sección sobre Rundstedt está en Siegfried Westphal, El ejército alemán en Occidente (1951).

Fuentes adicionales

Mensajero, Charles, El último prusiano: una biografía del mariscal de campo Gerd von Rundstedt, 1875-1953, Londres; Washington: Brassey's; NY, NY: Macmillan (distribuidor), 1991. □