Giuseppe Pianese

(b. Civitanova del Sannio, Campobasso, Italia, 19 de marzo de 1864; d. Nápoles, Italia, 22 de marzo de 1933)

anatomía patológica e histología.

Después de graduarse en medicina y cirugía en Nápoles en 1887, Pianese comenzó su carrera científica en 1890 como alumno en el Instituto Anatómico-Patológico local, entonces dirigido por Otto von Schrön. Se convirtió en asistente en 1896, supervisor de autopsias en 1897, profesor de anatomía patológica en 1899 y de histología patológica en 1901, profesor interino de esta última asignatura en 1903 y profesor asociado de histología patológica en 1904. Después de calificar como profesor asociado de patología de anatomía en Parma y como profesor en Turín en 1902, Pianese fue nombrado profesor asociado en Cagliari por concurso en 1905; de allí, un año después, se trasladó a Nápoles como profesor de histología patológica. Se convirtió en profesor titular de anatomía patológica en 1910; y siete años más tarde sucedió a Schrön como director del Instituto Anatómico-Patológico de Nápoles, cargo que mantuvo hasta su muerte. En 1932 fue nombrado miembro de la Accademia d'Italia.

El trabajo científico de Pianese se caracterizó por una técnica escrupulosa, una observación aguda, una gran moderación e independencia de pensamiento, como lo demuestran sus primeros trabajos sobre cloralismo (1890), sobre la enfermedad de FedeRiga y las aftas caquécticas de Cardarelli, sobre las terminaciones nerviosas del pericardio, y en la cápsula del bacilo del carbunclo (1892). Aunque había recibido una excelente formación en anatomía patológica clásica, Pianese era sobre todo un histopatólogo, con una amplia formación en microbiología, que también se preocupaba por la histopatología general y la biología experimental. Un ejemplo en este campo es su trabajo de 1903 sobre la esplenectomía en el cobayo, en el que observa los múltiples efectos sobre el desarrollo corporal, la resistencia a las infecciones, las diversas reacciones orgánicas y la constitución morfológica de los órganos hematopoyéticos. En algunos aspectos anticipó las sucesivas observaciones de otros escritores sobre las funciones metabólicas del bazo, sobre la posible formación de anticuerpos en el bazo, sobre la “esplenización” del hígado y sobre la revitalización del tejido linfoide en la médula ósea. después de la esplenectomía. La preocupación por la herencia en este trabajo también es digna de mención.

El interés de Pianese por la histopatología también se demuestra por los métodos de tinción que ideó, algunos de los cuales todavía se utilizan. Un área del trabajo de Pianese, importante durante su vida, se ocupó del minucioso análisis citológico de tumores malignos. Confirmó la morbilidad de las células tumorales y señaló la paradoja de que presentan una gran labilidad y tendencia a procesos degenerativos y necróticos junto con un enorme poder proliferativo.

El nombre de Pianese estaba particularmente relacionado con la anemia infecciosa esplénica de la infancia, que reconoció por primera vez como causada por un protozoo del género Leishmania. Se diferencia de otras formas de anemia esplénica infantil que tienen una base etiológica diferente y múltiple; pero es muy similar a la anemia del Lejano Oriente (kala-azar), con la que constituye un grupo de leishmaniasis visceral, frecuente también en la zona mediterránea.

Otros estudios importantes de Pianese incluyeron artículos sobre la corea de Sydenham, el sistema reticuloendotelial, parásitos y protozoos, y sus fenómenos tolíticos en los tumores.

Bibliografía

Las principales obras publicadas de Pianese incluyen Contribución a la histología y etiología del carcinoma, R. Teuscher, trad. (Jena, 1897), que es supp. Yo de E. Ziegler y C. Nauwerck. Contribuciones a la anatomía y fisiología patológica; Autopsia de la techina della (Milán, 1911); y Lecciones de anatomía patológica general (Nápoles, 1927).

Sobre su vida y obra, véase Pietro Rondoni, "Giuseppe Pianese", en Anuario de la Accademia d'Itlaia, 7-9 (1938), 382-393; y Guglielmo Scala, "Giuseppe Pianese, académico de Italia", en Revisión de la terapia de hepatología clínica,4, no. 3 (marzo de 1932), 172-181. Hay obituarios en los archivos italianos de anatomía e histología patológica, 4 (marzo-abril de 1933), 145-148; Folia médica,19 (30 Mar 1933), 343–349; Reforma médica,49 (1º de abril de 1933), 503–504; Médico renacido,10 (1 de abril de 1933), ccxv ccxvii; Morgagni,75 (2 de abril de 1933) 443–444; Archivo de radiología9 (mayo-junio de 1933), 627-628; y Pediatría,41 (mayo de 1933), 711–712.

Bruno Zanobio