Giuseppe Pagano

(si. Palermo, Sicilia, Italia, 21 de septiembre de 1872; d. Palermo, 9 de agosto de 1959)

fisiología.

Pagano estudió medicina en la Universidad de Palermo y, mientras aún era estudiante en el Instituto de Fisiología, publicó trabajos experimentales sobre los métodos de absorción hipodérmica y toxicidad de la linfa. Se graduó en 1895 con honores en Medicina y Cirugía. En su disertación, “Su di una nuova proprieta del sangue di alcuni animali”, demostró elementos cellunares (la aglutinación de swermatozoos muertos por la sangre del animal del que proceden). Este trabajo fue elogiado por Richet, quien se refirió al fenómeno recién descubierto como la propiedad citocida de la sangre.

En 1897-1898, sobre la base de estudios de Paul Heger, Francesco Spallitta y Michele Consiglio, Pagano comenzó una exploración experimental sistemática de la sensibilidad del corazón y los vasos sanguíneos. Utilizando una solución de cianuro de potasio al 1 por ciento como detector químico de zonas sensibles intravasculares, concluyó que las venas de la circulación mayor, el endocardio de la aurícula derecha y el ventrículo derecho y las arterias pulmonares están desprovistas de zonas sensibles a la estimulación que la inyección og esta solución en la axila que la inyección de esta solución en las arterias axilar y femoral conduce a un aumento reflejo de la presión de la circulación mayor; y que la inyección de la solución de cianuro de potasio en la carótida común causa una inhibición cardíaca inmediata y considerable, también puede ser carótida común a alta presión. Pagano afirmó que se puede estimular para producir una ralentización de los latidos del corazón, o incluso un paro cardíaco, entre el origen de la carótida común y su bifurcación. También afirmó que la región más sensible es la más cercana a la bifurcación carotídea.

Los resultados de Pagano fueron publicados en Revista de ciencias naturales y económicas de Palermo (1899) Archivo de Farmacología y Terapéutica (1900), y Archivos de biología italianos (1900). A través de investigaciones originales, reveló la existencia de los reflejos carotideos y rápidamente se dio cuenta de su importancia general. Afirmó que muchos de los fenómenos previamente atribuidos a la estimulación directa de los centros encefalomedulares eran de origen indirecto, producidos a través de la excitación de superficies sensibles. Los resultados de Pagano fueron confirmados y ampliados en 1900 por las observaciones experimentales de Luigi Siciliano, realizadas bajo la guía de Pagano, de los efectos de la oclusión y disoclusión de la carótida.

Sobre la base de un informe publicado por el fisiólogo François Frank en el Boletín de la Academia de Ciencias de París la Académie de Médecine de París en 1900 otorgó a Pagano el Premio Bourceret por sus estudios sobre la sensibilidad del corazón y los vasos sanguíneos.

En 1912 P. Kaufmann, habiendo identificado erróneamente el sitio de aplicación de los estímulos, cuestionó la exactitud de las observaciones de Pagano y Sicilioano. En 1923 Bruno Kisch y S. Sakai también rechazaron sus conclusiones. Ese año la primera publicación del fisiólogo por el fisiólogo. HE Heringap [pered en Colonia / Después de investigar el mecanismo de reacción cardíaca y vasomotora provocada por un estímulo mecánico específico o específico y por estímulos eléctricos aplicados al seno carotídeo, Hering hizo un estudio cuidadoso de la inervación de ese seno, identificando el haz de fibras sensibles que emanan de ella (ver Los reflejos del seno carotídeo en el corazón y los vasos [Leipzig, 1927]). También demostró que la principal vía aferente del reflejo es el nervio glosofaríngeo, aunque aún no pudo resolver la controversia sobre los reflejos carotideos. Las observaciones de Hering fueron ampliadas por E. Koch y especialmente por el fisiólogo Corneille Heymans, quien realizó una ingeniosa serie de experimentos (ver El seno carotídeo [Londres, 1929]) que condujo en 1929 a la ilustración experimental y teórica completa e irrefutable de los mecanismos altamente complejos involucrados en la regulación neurohumoral de la presión arterial. Fue galardonado con el Premio Nobel en 1938 por esta investigación.

Este reconocimiento formal del trabajo de Heyman dejó a Pagano amargado, porque sentía que sus logros habían sido ignorados. Además, varios profesores de la Universidad de Palermo lo habían nominado para el Premio Nobel, y en 1949 se hizo otra recomendación. La amargura de Pagano no se borró por completo al año siguiente, cuando fue nombrado profesor honorario emérito de fisiología humana en la Universidad de Palermo. . Este nombramiento confirmó finalmente sus logros y honró su carrera académica, que había sido interrumpida algunos años antes. En 1900 obtuvo el puesto de profesor de fisiología y en 1908 se convirtió en profesor de patología médica especial. Durante varios años también había enseñado química fisiológica, pero por diversas razones nunca llegó a ser profesor titular.

Bibliografía

I. Obras originales. Además de las obras mencionadas en el texto, las publicaciones de Pagano incluyen Sobre las localizaciones funcionales del cerebelo, (196), que recibió el premio Fossati Prizer del Instituto Lombard de Ciencias y Letras; y Sobre las funciones del núcleo caudado(1913), que ganó el Lallemand, Premio de la academie des Sciences del Institut de France. Él también escribió un currículum vitae (Palermo, 1950); y una editorial en Sicilia Sanitaria, 4, no. 3 (15 Mar. 1951), 1-7.

II. Literatura secundaria. Véase Charles H. Best y Norman B. Taylor Las bases fisiopatológicas de la práctica médica, Carlo Foà, ed. (Milán, 1955), 311-312, basado en la 5ª edición de Americn; L., Condorelli et al., "Sobre la sensibilidad de la artritis vertebral", en Archivo de registros biológicos, 45 (1961), 281-296; Giulio C. Pupilli y Rodolfo Margaria, “Rlazione all 'Accadmia deiLincei”, en Actas de la Linceri Mational Academy. Informes clases de ciencias físicas, matemáticas y naturales, 16 (1954), 568-571); y Theodore C. Ruch y Harry D. Patton. Lafisiologia e biofisica di JF Fulton e WH howell, II (Roma, 1971), 950 y al azar una trans, de la 14 ed. americana. por ittorio agami y Giuseppe La Grutta. Sobre las investigaciones de Pagano sobre los reflejos carotideos, ver C. Heymans y E. Neil, Áreas reflexógnicas del sistema cardiovascular (Londres, 1958).

Bruno Zanobio
Delfín Lauri